David Badía, primer presidente de la sección aragonesa de la Sociedad Española de la Ciencia del Suelo.

 

La delegación territorial de Aragón, que se une a las ya existentes en Cataluña y Galicia, ha comenzado su actividad con un curso de especialización en clasificación de suelos, celebrado en las comarcas de la Hoya y el Somontano

Además pone a disposición la ciudadanía, junto a especialistas de la Universidad de Zaragoza y de otras entidades científicas, aplicaciones y recursos formativos sobre esta cuestión en las páginas suelosdearagon.com y cienciadelsuelo.es

El Campus de Huesca es, a través de la Escuela Politécnica Superior, el referente de la edafología en Aragón

(Huesca, 9 de marzo de 2021) La Sociedad Española de Ciencias del Suelo (SECS) cuenta, por primera vez, con una delegación territorial en Aragón. De ella se hace cargo el fragatino David Badía, catedrático de Edafología del Campus de Huesca de la Universidad de Zaragoza, que se convierte en el primer presidente de la sección aragonesa. Promover el conocimiento de los suelos de Aragón y los servicios ecosistémicos que proporciona este recurso fundamental para la vida –tanto para los seres humanos, a través de la agricultura o la ganadería, como para el medio natural– es el objetivo de esta nueva estructura científica, que tiene su núcleo principal en la Escuela Politécnica Superior de Huesca, centro especializado en los estudios agrícolas y ambientales.
 
La SECS, entidad que reúne, desde 1947, a los edafólogos de todo el Estado, cuenta desde ahora con cuatro delegaciones territoriales, al aprobar la creación, junto a la aragonesa, de la correspondiente a la Comunidad Valenciana y Murcia, que se unen a las ya existentes en Cataluña y Galicia.
 
La primera actividad organizada por la Sociedad Aragonesa de Ciencias del Suelo ha sido un curso presencial sobre ‘Descripción y clasificación de suelos’, que concluía este lunes, 8 de marzo.La Escuela Politécnica de Huesca y los viñedos del Somontano han sido, los escenarios donde los profesores del Campus oscense Oriol Ortiz, Clara Martí y David Badía, han impartido unas sesiones, teóricas y prácticas, que han contado con el patrocinio de Bodegas Sommos, de Barbastro.
 
En el curso se han utilizado dos aplicaciones, que han sido actualizadas para el momento -Arasol y Edafos (accesibles respectivamente en las páginas www.suelosdearagon.com y www.cienciadelsuelo.es)-, que están así disponibles para otros personas interesadas en adentrarse en el conocimiento de la edafología o de los suelos de Huesca o de Aragón.
 
“Cualquier trabajo experimental desarrollado en campo”, explica David Badía, “requiere describir el área de estudio. Eso incluye el clima, la vegetación, el relieve o la litología, pero también el suelo”. Sin embargo, añade, “existen pocos especialistas en clasificación de suelos”. Con este curso se aportan a los ingenieros agrícolas o los ambientólogos participantes unos recursos técnicos que, señala, podrán usar, entre otras, “en labores tan variadas como la restauración de ecosistemas, la aplicación de residuos, la transformación de suelos agrícolas de secano a regadío o en estudios sobre las relaciones suelo-planta”, que permitirán, por ejemplo, mejorar la gestión de cultivos.